La Novena de Beethoven II

Seguimos con el articulo sobre la Novena Sinfonía de Beethoven, para leer el primer articulo pinchar aqui.

Referencias a la oda de Schiller que constituye el Himno a la alegría, las encontramos en una época tan reciente como 1793. La palabra «Freude» (alegría) aparece suelta en multitud de manuscritos e incluso el principio de la oda podemos encontrarlo en los borradores para la séptima y la octava sinfonías. Asimismo podemos encontrar un diseño general de la obra completa en unos apuntes en los que puede leerse: «Finale, Freude, schöner Götter Funken Tochter Elisium. Sinfonía en 4 tiempos; el 2º a 2/4 como el primero.

escritura

El tercero puede ser a 6/8 y el cuarto será fugado». Pero las primeras alusiones definitivas al comienzo de la obra nos remiten a 1817, sin embargo, Beethoven en un principio no consideró que la Oda a la alegría estuviese incluida en la sinfonía. Había pensado realizar una obra independiente, una gran cantata ajena al esquema formal de la nueva sinfonía.

Tampoco debemos olvidar que obras como la Fantasía coral de 1808 constituyeron un paso importante hacía la configuración definitiva de la obra. El impulso decisivo al proyecto lo dio el encargo que por mediación de Ries, le hizo la Sociedad Filarmónica de Londres en abril de 1822. Conforme fue avanzando el trabajo, Beethoven decidió algunos cambios. El más importante fue incluir el Himno a la alegría en el esquema formal.

Finalmente, la incluyó, aunque con algunas modificaciones respecto a la idea original, en febrero de 1824. Los impedimentos que el compositor hubo de superar para que la obra fuese ejecutada públicamente no constituyeron precisamente un camino de rosas.

En principio, debería ser estrenada en la capital británica pero Beethoven, como era costumbre en él, hizo caso omiso de las cláusulas del contrato y se propuso estrenarla en otros lugares. Fue ofrecida a la Gessellschaft der Musikfreunde, junto a la Misa Solemnis, pero la respuesta que recibió fue negativa a la vista de las enormes dificultades que presentaban las partituras, así como su extraño lenguaje musical.

Poco después, el intendente de los Reales teatros de Prusia, el conde Brühl, aceptó embarcarse en el proyecto para ofrecerlo en Berlín. Beethoven se mostró feliz ante la afirmativa respuesta venida desde su patria, pero la reacción que produjo esta noticia en Viena fue fulminante.

Instrumentos musica

Un grupo de artistas, mecenas y miembros de la alta sociedad escribieron una especie de manifiesto en la que se le pedía que hiciese todos los esfuerzos posibles para que la sinfonía fuese estrenada en Viena. En uno de los fragmentos de la carta se escribe lo siguiente: «Sabemos que la corona de vuestras sinfonías se ha aumentado con un florón inmortal… ¡Apareced entre nosotros, mostraos en vuestra gloria y venid a alegrar a vuestros amigos, vuestros ardientes y respetuosos admiradores!… Os suplicamos evitéis esa vergüenza a nuestra capital, no permitiendo que las nuevas obras maestras salgan del lugar de su cuna antes de ser admiradas por los amantes de vuestro arte glorioso».

El manifiesto tuvo el efecto deseado. Beethoven, conmovido ante el interés de sus conciudadanos, resolvió presentar la obra en Viena. Antes hubo que hacer algunas concesiones. Como la censura prohibía ofrecer una misa en concierto, la Solemnis hubo de reducirse al Kyrie, al Credo y al Agnus Dei.

La Novena de Beethoven I

Hace poco un buen amigo escribio un articulo sobre la novena sinfonía de Beethoven y quisiera conpartirlo con vosotros, devido a su longitud lo partire en dos partes, espero que os guste.

Así describía el joven Richard Wagner el estado de excitación y desasosiego que la Novena de Beethoven ejerció sobre su ánimo.

«La Novena Sinfonía había llegado a ser el punto atractivo y místico hacía el que convergían todos mis pensamientos musicales. Despertó, en principio, mi curiosidad porque, según la opinión más extendida entre los músicos, y no únicamente los de Leipzig, Beethoven la había compuesto hallándose casi en un estado de locura. Estaba considerada como la insuperable cima del género fantástico e incomprensible. Ello bastaba para incitarme a estudiar apasionadamente a qué demoníaca inspiración se debía».

beethoven componiendo

Más o menos, para el resto de los músicos, esta obra despertaba similares sensaciones. Extrañeza, incomprensión, asombro, perplejidad, ante una obra inaudita que no se parecía a ninguna otra. Una obra de enorme duración, que necesitaba grandes recursos para ser interpretada y que además presentaba complejidades sin cuento para la técnica musical de aquellos días. En cierto modo, sigue presentándolas.

Sin embargo, a pesar de ser una obra difícil y complicada, grandes compositores a lo largo de la historia la han considerado como la más grande realización musical jamás escrita, como un monumento a la superación, a la esperanza en el futuro. Incluso dentro del catálogo del propio Beethoven, esta obra representó un paso de gigante respecto a sus anteriores trabajos. Las primeras ocho sinfonías, a pesar de la profundidad y originalidad de su mensaje, son de concepción clásica.

Es verdad que son más complejas y extensas que las sinfonías de Haydn o Mozart, pero proceden de ellas por línea directa, no experimentan, respecto a la tradición anterior, una ruptura. Sin embargo, la Novena es otro mundo. Desde todos los puntos de vista resulta original. Mientras que anteriormente Beethoven había conseguido expresarse en un lenguaje eminentemente instrumental, ahora necesitaba del coro, un coro que parecía reverdecer el simbólico papel protagonizado por las agrupaciones vocales de la antigüedad clásica.

director de sinfonía

No es éste un simple coro de ópera que describe situaciones, nada de eso, es un coro psicológico, que muestra estados de ánimo colectivos y que en cierto modo, representa a toda la humanidad. Por lo demás, Beethoven, poco dotado para el género operístico, encontró en esta obra su medio de expresión perfecto. La solemnidad de una música instrumental con cantantes solistas y un gran coro.

Una gran cantata con la que reflejar toda la complejidad de su universo íntimo. Pero esta composición no surgió de la noche a la mañana. De hecho, Beethoven, a quien le costaba gran esfuerzo componer, maduraba mucho sus temas, e incluso sus desarrollos, antes de considerarlos como definitivos. Se han encontrado apuntes de la Novena a lo largo de diferentes épocas. Ya en los esbozos de las Canciones a la amada ausente encontramos el tema del scherzo, con la indicación añadida de fuga. Es decir que Beethoven, antes de ponerse manos a la obra, sabía muy bien lo que podía dar de sí ese motivo.

Como empezar el arte de tocar la Guitarra

El aprendizaje en el mundo de la guitarra eléctrica parece, en un principio, un mundo difícil, con pasos y años de estudio por delante. Si bien es verdad que el estudio es muy importante, algunos pasos previos pueden ayudarte a mejorar más rápido. Lo primero en el mundo de la guitarra es perder el miedo y saber organizar tu tiempo y tu aprendizaje. ¿Por dónde empiezo? o ¿Qué hago ahora? son siempre las primeras preguntas que solemos hacernos al empezar y que pretendemos dar respuesta bajo estas líneas. Gracias a mi experiencia personal, espero poder saber ayudaros.

Si estas pensando en comprar una nueva guitarra électrica, en Txirula music son expertos en guitarras electricas y personalmente tengo una buena experiencia con ellos.

el camino de la guitarra

La mayoría de los profesionales del mundo de la guitarra eléctrica tienen una forma de colocación de la guitarra diferente, buena parte de ellos basándose igualmente en el tipo de música que toquen. Si bien es verdad que con el tiempo cada guitarrista adquiere sus propias manías, no es menos cierto que existen algunas colocaciones básicas vitales. En primer lugar es importante el lugar donde nos sentamos, una silla sin brazos y con respaldo duro es la mejor opción. Una vez sentado, lo mejor es estar relajado, piensa que lo mejor está por llegar. Coloca la guitarra con suavidad sobre tus piernas separadas. Si eres diestro, tu mano derecha debe quedar cerca de las capsulas o pastillas, mientras que la izquierda quedará a la altura media del mástil, entre el tercer y el cuarto traste. Poco a poco hay que ir cogiendo hábitos a la hora de aprender a tocar la guitarra. Un hábito básico sería el de encorvarse para adelante cuando comencemos a tocar, para poder ver mejor los trastes y tu propia mano. Al principio es importante aprender a tocar sentado, por lo que la posición de la guitarra, alejando el mástil de ti y la de tus brazos, apoyando el brazo derecho sobre tus piernas, es de gran importancia.

posicionguitarra

A continuación, aquí os dejo algunos consejos para empezar a tocar la guitarra eléctrica que me sirvieron en mi periodo de aprendizaje y que me ayudaron a mejorar más rápido y a amar este instrumento. Los primeros días son difíciles, pero hay que intentar practicar todos los días. Empezaremos con sesiones cortas, de no más de 20 minutos, para poco a poco ir aumentando el tiempo de práctica. Para que no se te olvide practicar, deja la guitarra por la casa, siempre a la vista. Es muy importante que cada vez que comiences a practicar con tu guitarra, la afines, ya que también el oído tiene que aprender: un afinador eléctrico no cuesta mucho dinero y es una inversión para toda la vida. Cuando empieces a trabajar un nuevo ejercicio, hazlo de forma pausada, que te sea fácil seguirlo, aumentando poco a poco el ritmo, pero sin prisas. Es bueno que dividas las sesiones de estudio en practicar lo que ya has aprendido y sumarle después alguna actividad nueva, dedicando los últimos minutos de la sesión a disfrutar haciendo algo nuevo. Lo más importante y principal es disfrutar, saborear lo que la guitarra puede hacer por ti, este es el mejor consejo.

Muchos museos, pocos museos, ningún museo

Llevamos mucho tiempo hablando de museos como si fuera una enfermedad contagiosa y nos olvidamos de que en España hay una rica tradición museológica que ha instaurado la institución del Museo de Bellas Artes prácticamente en cada una de las capitales de provincias españolas, eso sin contar con las decenas de museos arqueológicos que recogen una riqueza patrimonial actualmente poco valorada pero que por suerte tienen una estructura ya asentada y difícil de desbaratar, a pesar de la falta de presupuestos y de espacios mediáticos para todo lo que no sean nuevos museos.

En esta línea es lógico que todas las autonomías, que todas las ciudades con una cierta estructura cultural o ambición de tenerla, quieran un museo de arte contemporáneo. Son, de alguna forma, el paso siguiente al museo de bellas artes del siglo XIX. Otra cosa es que todos estos museos sean clónicos.

Algo parecido sucede en Alemania, por ejemplo, donde los museos, kunsthallesy kunstvereins proliferan saludablemente.

Pienso que el problema no es que haya muchos museos, lo que sería una buena señal de salud cultural; el problema es que haya pocos museos y la tragedia es que no haya ningún museo.

un museo de esculturas

La tragedia se centra en Madrid, no en la capital del estado, sino en la Comunidad de Madrid en la que no hay un sólo museo de arte contemporáneo fuera de la capital. En Castilla-León, por ejemplo, tenemos desde el  en Valladolid, hasta el inminente MUSAC en León o el Esteban Vicente en Segovia, por citar sólo los más destacados; en Castilla-La Mancha, hay menos pero está el de Arte Abstracto de Cuenca. Hasta en Extremadura tienen un MEIAC que sobrevive, aunque sea milagrosamente, y en un futuro próximo el centro que albergará la colección De Alvear de arte contemporáneo.

No vamos a hablar ni de Cataluña, Galicia, Valencia o País Vasco, ni siquiera Andalucía, donde tampoco viven una situación boyante. Pero en Madrid, con ciudades como Alcobendas, Getafe, Alcalá de Henares, Móstoles, Chinchón, Alcorcón… que en muchos casos tienen más habitantes que San Sebastián, Bilbao o Vitoria, más que en Santiago de Compostela o Vigo, no existe ni un sólo centro donde llevarse al ojo ni una sola exposición de arte actual. A lo sumo alguna casa de cultura que combina una programación de intenciones posibilistas con las obligaciones y sumisiones políticas habituales.

El museo Musac

Se puede decir que sí, que en Madrid están los grandes museos como el Prado, el Thyssen, el Reina Sofía, incluso el Museo Municipal de Madrid… Sí, pero todos los cientos de miles de habitantes de la comunidad no tienen la posibilidad de ver nada en los lugares donde viven. Allí tienen sus casas, su trabajo en cada vez más ocasiones, los colegios de los niños, los hospitales, los grandes supermercados, centros comerciales con cines donde ver las mismas películas que en la capital, son en definitiva ciudadanos que, como los habitantes de otras ciudades españolas, no tienen que venir a Madrid prácticamente para nada porque allí donde viven tienen todo lo que necesitan.

Igual que los que viven en Bilbao o en Castellón, sólo que si les interesa el arte contemporáneo no tienen ni galerías privadas ni centros expositivos, ni instituciones públicas en las que ver nada de lo que es una parte esencial en la cultura contemporánea. Pueden estar al día en cine, en música, leer lo último, vestir de diseño, decorar sus casas como si vivieran en Oslo, sus hijos estudian en colegios bilingües y en las clínicas y hospitales de su ciudad se practican los más modernos métodos de asistencia, cenan en restaurantes japoneses, mexicanos, tailandeses, cubanos… pero el arte contemporáneo es ajeno a sus vidas. Sólo los más intrépidos, aquellos realmente interesados bajarán los domingos a Madrid para hacer cola en el Reina Sofía o en el Thyssen.

Analizando los amplificadores bogner

Hola a todos, bienvenidos a mi blog.

En esta ocasión deseo hablarles sobre amplificadores y esto se debe a que recientemente tuve la gran oportunidad de encontrarme con los amplificadores bogner, y valla que me han sorprendido con su excelente calidad y diseño pero sobre todo por su gran poder que te hacen sentir al tocar como todo un rockstar, claro si se tiene el talento, pero si no eres tan virtuoso para la guitarra como lo es Jimmy Page o Paul McCartney en el bajo no importa, solo conéctate a un buen amplificador y has vibrar al mundo.

Amplificador bogner con guitarras

Elegir un amplificador siempre será complicado ya que existen un sinfín de características que tomar en cuenta para poder elegir el adecuado. Uno de los primeros aspectos que hay que tomar en cuenta es el presupuesto, y preguntarte ¿cuánto es lo que estoy dispuesto a pagar por él?
Existen amplificadores de excelente calidad a un precio moderado y algunos que son un poco más caros únicamente por la marca, pero son igual de buenos.

Una tienda especializada en los amplificadores bogner es http://www.dorianguitars-store.com/Amplificadores/Bogner, personalmente la conozco y son muy serios.

A continuación se menciona algunas características importantes que debes tomar en cuenta para elegir un amplificador adecuado a tus necesidades:

– Debes tomar en cuenta si quieres un amplificador válvulas o transistores.
Este punto es importante ya que aquí se involucran otros aspectos, un amplificador de válvulas es siempre más grande, más pesado y por lo tanto más difícil de transportar, aparte de que las válvulas necesitan un mantenimiento constante ya que con el uso se desgastan; los amplificadores de transistores son mucho más prácticos y no necesitan mantenimiento, pero a pesar de esto muchos rockeros prefieren los amplificadores de válvulas argumentando que suenan mejor, ya que su sonido es más cálido.

– Que potencia es la que necesitas.
Dependiendo del tamaño del lugar en donde tocas es la potencia que necesitas, generalmente los lugares en donde ensayamos o tocamos son pequeños, o algunas veces medianos por lo que un amplificador que este entre los 50w y 80w es suficiente.

Un ejemplo de amplificador bogner

Los amplificadores Bogner los recomiendo ampliamente ya que tienen las características indispensables para que el sonido de tu guitarra se escuche estupendo. El cabezal Bogner Shiva de 80w, es un amplificador que cuenta con dos canales y un boost, aunque no tiene la opción de reverb en el equipo, incluye una pedalera que te permite incorporar este efecto casi indispensable en tu música, en cuanto a los controles del frontal, cuenta con siete controles lo que lo hace muy fácil de manejar, además de que tiene la posición de los potenciómetros en la parte superior del frontal delantero.

Si piensas adquirir próximamente algún equipo yo te recomiendo amplificadores Bogner Shiva ya que nos ofrecen una amplia variedad, entre los que se encuentran el EL34 y 6L6 dependiendo del sonido que busquemos. Mi experiencia personal al tener la primera oportunidad de conectarle a mi guitarra fue sensacional, sus controles de estilo vintage son muy atractivos y fáciles de usar, el sonido me envolvió desde el primer rasgueo.