Partes que componen una guitarra española

La guitarra española, también llamada guitarra clásica, es un instrumento musical de cuerda pulsada, fabricado desde hace siglos de manera artesanal casi totalmente en madera (pino, abeto o cedro, entre otras).

A lo largo de la historia ha ido variando su forma y el número de cuerdas, según los gustos de cada época y de las personas que la tocaban, hasta llegar a su forma actual. En tiempos antiguos las seis cuerdas se fabricaban con tripa y actualmente son de nailon en la mayoría de los casos.

hombre tocando la guitarra clasica

Es muy importante que, antes de empezar a tocar la guitarra, nos familiaricemos con ella, por lo que a continuación voy a detallar las partes que componen una guitarra clásica o guitarra española, si quereis mas informacions o comprar alguna guitarra os recomiendo http://www.txirula.com/GUITARRA.aspx :

Cabeza y clavijeros

La cabeza es la parte más alta de la guitarra y en ella se encuentran el clavijero y las clavijas, cuya función es la de hacer que las cuerdas estén más o menos tensas, mediante giros. Este proceso se llama afinado de la guitarra.

Cejilla, mástil, trastes y diapasón

La parte larga y fina de la guitarra, situado entre la cabeza y la caja de resonancia, es la que se llama mástil.

La cejilla sirve para apoyar las cuerdas que salen del clavijero y estabilizarlas, impidiendo que se muevan a los lados. Le siguen los trastes o pequeñas barras de metal situados sobre el diapasón.

Los trastes sirven para tocar cada nota musical, situando sobre ellos los dedos para hacer que cada cuerda suene distinta, al variar su longitud.

El diapasón es una parte de madera y sobre él se ponen los dedos para presionar las cuerdas.
una guitarra española
Caja de resonancia

Está formada por la tapa armónica, el fondo y los aros.

La tapa armónica está formada por dos mitades unidas y es la encargada de producir el sonido por vibración. En ella se sitúa el puente, que es la parte donde terminan las cuerdas que vienen de la cabeza, y que sirve para unir estas a la caja.

La tapa armónica tiene una abertura en su parte central llamada boca —de donde sale el sonido—, y en su interior tiene barras de madera, en cantidad variable según el fabricante, que sirven de refuerzo.

Los aros son los dos laterales de la caja, de forma curvada, que se unen en la parte alta y en la parte baja de la caja de resonancia, y que están en contacto con el fondo.