Tipos de xilófonos

xilofonos

Un xilófono es un instrumento que pertenece a la familia musical de la percusión. Para conseguir su sonido característico presenta una serie de láminas que se tienen que afinar de manera individual.

Una de sus principales particularidades es que las láminas están ordenadas siguiendo la misma línea que el teclado del piano.

Por lo general, los diferentes tipos de xilofonos que encontramos en el mercado están fabricados utilizando placas de madera de palisandro, que ayudará a conseguir una sólida resistencia al paso del tiempo, así como una sonoridad increíble.

Estas placas de madera serán afiladas según las dimensiones específicas; para poder interactuar con ellas se utilizarán unas baquetas/mazas adecuadas para cada tipo de xilófono.

Estas placas se pueden desmontar para eliminar cualquier elemento interno ajeno, para la limpieza, así como para poder enseñar a los estudiantes como funciona internamente y de qué manera se transmite el sonido.

Para poder facilitar el aprendizaje, en cada una de las piezas se indica el nombre de las notas.

A continuación vamos a ver los diferentes tipos de xilófonos que existen:

Conoce los diferentes tipos de xilófonos

xilofono-metalofono

Cromáticos

Estos xilófonos se caracterizan por tener todas las notas que componen la escala cromática, por lo que suelen ser la opción perfecta para profesionales avanzados en el uso del instrumento.

Diatónicos

Por otra parte, tenemos los xilófonos diatónicos que incluyen las notas de la escala natural. Si buscamos un xilófono para niños, probablemente esta no sea la mejor opción, a no ser que ya tenga un cierto dominio.

Metalófonos

Nada más tener uno de estos instrumentos delante, podemos pesar que es un xilófono sin más; la principal diferencia entre un metalófono y un xilófono es que en este primero nos encontramos con placas metálicas.

Esto hace que se consiga un sonido con mayor duración por lo que la penetración que consiguen las baquetas es más moderada que la que se produce con un xilófono.
Comparte una característica con el xilófono y es el tamaño, estando disponible en 3 diferentes: soprano, alto y bajo.

Como curiosidad, dentro de los metalófonos podemos encontrar también los tipos cromáticos y diatónicos.

En estos últimos podemos intercambiar las notas Fa Sostenido con el Si Bemol; así se podrán ir practicando diferentes melodías.

Carrillones

Y terminamos con los carrillones que son los instrumentos más pequeños de lámina; para poder crearlos, se fabrican en dos registros diferentes: contralto y soprano.

Su característica clave es que se crean utilizando unas finas placas de material metal con longitudes diferentes. De esta manera, se conseguirá la afinación adecuada de la escala musical. Para poder interactuar con ellas se utilizan baquetas de goma o de madera.

Claves a la hora de elegir un xilófono

Son varios los factores los que hay que considerar a la hora de elegir un xilófono:

Materiales: Siempre hay que decantarnos por la calidad para conseguir la mejor sonoridad. Además, los materiales tienen que ser resonantes.

Movimiento/vibraciones: Las barras que componen el xilófono bajo o alto deberían de vibrar con libertad sin que nada restringa sus movimientos.

Amplificación: Si vamos a tocar en lugares amplios, como conciertos, necesitaremos de una mayor amplificación que si, por ejemplo, solo vamos a tocar en nuestra casa.

Longitud y peso: Si lo vamos a transportar de forma continua, estos factores también interferirán.

Diferentes tipos de xilófonos con sus características principales.